Noticias

El derecho al olvido en Google

El derecho al olvido en Google

Google ha habilitado ya un formulario para solicitar el derecho al olvido

El derecho al olvido es aquel que toda persona tiene a que sus datos personales sean borrados o bloqueados cuando el transcurso del tiempo hace que dicha información esté obsoleta o que simplemente perjudique algunos de los derechos fundamentales del individuo. Este derecho está recogido en la normativa internacional, pero el desarrollo de las nuevas tecnologías ha creado espacios y situaciones nuevas no contempladas específicamente en dicha normativa. Hay que tener en cuenta que en multitud de ocasiones este derecho choca con la libertad de expresión, por lo que su aplicación en muchas casos se vuelve extremadamente compleja.

Un largo proceso judicial

Antes de la llegada de las nuevas tecnologías y su gran capacidad para almacenar, clasificar y localizar informaciones de todo tipo, la única manera de permanencia en el tiempo de las informaciones publicadas referentes a las personas era a través del papel de los periódicos. Esto permitía que cuando alguien cometiera un error y éste se hiciese público, existiera la posibilidad de rectificarlo sin que la sombra de aquella circunstancia estuviese acechando en el futuro. Hoy en día, las posibilidades de acceso a todos los datos almacenados en Internet en cuestión de segundos hacen que surja la necesidad de tomar medidas legales para poder eliminar determinadas informaciones de las bases de datos públicas. 

Recientemente se ha originado un cambio drástico que afectará a una gran multitud de usuarios con relación a las actuaciones que tendrán que realizar los buscadores en Internet, entre ellos Google, cuando consideren los usuarios que se están lesionando sus derechos. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado una sentencia en la que obliga a Google a la eliminación de enlaces que lleven a páginas o artículos que contengan datos que atenten contra el derecho al olvido de las personas. En concreto la sentencia establece que deberán ser borrados los de carácter personal cuando “se revelen inadecuados, no pertinentes o ya no pertinentes o excesivos desde el punto de vista de los fines para los que fueron tratados y del tiempo transcurrido”.

El inicio de todo el largo proceso hasta llegar a esta sentencia se inicia cuando los abogados de un usuario español interponen una demanda contra Google por una información que aparecía en el buscador relacionada con unos impagos a la Seguridad Social que el usuario ya había cancelado. Los abogados de Google presentaron multitud de recursos ante la Audiencia Nacional, quien al final realiza el traslado de la demanda al Tribunal Europeo. Tras un largo proceso, la sentencia ha tenido una resolución favorable para al demandante, obligando al buscador de Internet a realizar el borrado de estos enlaces y haciendo extensible esta obligación a todas aquellas peticiones que realicen los usuarios europeos.

Formulario para solicitud de borrado de enlaces

Al final y a regañadientes, Google ha tenido que crear el mecanismo que posibilite el borrado de estos enlaces a la información mediante un formulario accesible desde la página de inicio del buscador. Para poder ejercer este derecho los usuarios deberán cumplimentar el formulario, identificarse con un documento público y firmar la solicitud de borrado. ¿Veremos a Google cumpliendo diligentemente con la sentencia y con el mecanismo de borrado creado por el propio buscador? Los internautas, los abogados y el mundo jurídico en general están expectantes. Si el borrado no se realiza en tiempo ni adecuadamente, situación ésta que estamos a la espera de ver su evolución, los usuarios continuarán con sus demandas ante los tribunales.